blefaroplastia asiatica

¿Conoces la blefaroplastia asiática?

La principal diferencia del párpado superior occidental y del oriental es un pequeño músculo que lo levanta para que el ojo quede más abierto En occidente, este músculo se une a la piel unos 8 ó 12 milímetros por encima de las pestañas, así que cuando tira de la piel para abrir el ojo, se crea un pliegue o línea, que recibe el nombre de doble pliegue del párpado. No; no hay que ir a una clínica de blefaroplastia en Madrid si eres occidental para conseguirlo, porque, por lo general, lo tendrás de nacimiento.

El hecho de que las personas asiáticas no cuenten con este músculo es lo que hace que su ojo parezca más pequeño, y motivo por el que muchas pasan por quirófano para conseguirlo.

¿Qué es la técnica de blefaroplastia de doble párpado?

En la blefaroplastia asiática, se hace una incisión a unos 3 milímetros por encima de las pestañas, lo que crea una apariencia más natural al pliegue después de la cirugía. La incisión se hace mucho más pequeña que en la occidental para evitar la cicatrización del pliegue cerca de la nariz.

Una sutura profunda también se coloca debajo de la piel para tirar de la parte superior hacia abajo, de modo que una pequeña cantidad de piel caiga para ocultar la incisión.

¿Qué necesita una blefaroplastia de doble párpado?

Los principales elementos importantes de la blefaroplastia doble son los siguientes:

  • Ubicación apropiada de la incisión: 3-5 milímetros por encima de las pestañas.
  • Inserción del músculo para crear el pliegue supratarsal.
  • Mínima eliminación de grasa.
  • No retocar el pliegue de Epicanthal cerca de la nariz.
  • Crear una cantidad muy pequeña de piel sobre la incisión para ocultar las cicatrices.

Otras opciones

Muchas chicas asiáticas optan por métodos más caseros a la hora de simular un segundo pliegue en el párpado superior. Por ejemplo, utilizan un pegamento especial, parecido al látex, que pueden retirar al final del día, antes de ir a dormir. Y, a simple vista, nunca dirías que lo llevaba puesto.

Del mismo modo, con la finalidad de agrandar los ojos, también utilizan unas lentillas especiales que hacen que el iris tenga un grosor más amplio de lo normal, lo que aporta la sensación de tener, en general, unos ojos más grandes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *