masferreteria

Cosas que jamás imaginaste que encontrarías en una ferretería

Llega ese momento en el que te da por hacer bricolaje, o te mudas de casa, o se te ha roto algo y necesitas reemplazarlo y necesitas ir a la ferretería; es en ese momento cuando te das cuenta de que no sabes exactamente qué buscas, a veces ni siquiera sabes cómo se llama, y mucho menos usarlo. Y con esa incertidumbre te acercas a la ferretería más cercana y allí te encuentras con muchos ingenios y aparatos que le hacen la vida más fácil a cualquiera que se aventure a darles una oportunidad. Pero también descubres otra cosa, como una especie de revelación, te das cuenta de que la ferretería en realidad no es ese lugar donde, nada más entrar, barbacoas electricas, tostadoras, nuevos tipos de electrodomésticos,… y te sientes como Alicia en el país de las Maravillas (desconocidas), sino que te encuentras con muchas cosas que nunca imaginaste que se vendieran también allí.

  • Imanes para la nevera: tú te preguntas ¿por qué? Nosotros te decimos ¿por qué no? Las neveras no solo fueron hechas para recopilar tus intentos de llevarte un recuerdo de todas las ciudades que visitaste tú, tus amigos, tus primos, tus vecinos y hasta el cartero. También pueden ser una colección de creatividad, frutas en miniatura y abrebotellas con el mango en forma de mazorca de maíz. Por no mencionar aquellos que incluyen blocs de notas, de post-its e incluso mini pizarras para apuntar todo lo que quieras.

 

  • Accesorios de cocina: desde cubiertos hasta tazas, pasando por los gadgets de cocina que nunca imaginarías que se pueden encontrar en una ferretería. Todos ellos están esperando a ser llevados a casa para hacerle a alguien la vida mucho más fácil. Y sin necesidad de tener que pasar por IKEA.

 

  • Libros de manualidades: auténticos compendios en los que puedes encontrar muchísimas ideas basadas en el concepto de moda por excelencia: el do it yourself, empezarás buscando cómo aprovechar las bolsas de plástico del supermercado y acabarás montando jardineras a partir de palets. Una fuente inagotable de ideas que te introducirán poco a poco en el mundo del bricolaje y gracias al cual la ferretería acabará siendo un lugar mucho más habitual para ti.

 

  • Consejo: lo mejor de todo, aquello que hará que vuelvas a la ferretería para buscar cualquier cosa, por más inverosímil que sea es el consejo que allí puedes recibir. Allí siempre hay alguien que está dispuesto a asesorarte, a darte ideas y a ayudarte a encontrar la mejor opción para aquello que necesitas.