photocall diy

Photocall DIY sostenible: cómo conseguirlo

Las fiestas de hoy en día no serían lo mismo sin esos maravillosos photocalls que nos permiten sacar fotos e inmortalizar momentos con un fondo que les dé la propiedad de ser casi profesionales. Siempre podemos encargarlos de tiendas como https://www.topphotocall.com, o bien, fabricar nosotros mismos un photocall con materiales reciclables o reutilizables. Un photocall DIY como se merece nuestra fiesta.

¿Quieres algunas ideas? Te damos unas cuantas a continuación, para que no decaiga tu fiesta y los invitados estén siempre la mar de entretenidos:

Marshmallow

¡El fondo más dulce! Puedes optar por nubes rosas o marshmallow típicos, que son blancos. Haz que cuelguen de un hilo, verás qué fondo tan delicado y original para tu fiesta. Seguro que tus invitados estarán encantados. ¡Pero que no se coman tu fondo, por favor!

Pared de palets

Para bodas con una decoración rústica, no hay nada como buscar una pared con fondo liso (mejor, si es blanca), poner palets en vertical, unos sobre otros, y decorarlo todo con flores, macetas, guirnaldas, luces… Incluso, con alguna pizarra colgada con un dibujo o mensaje original.

Marco gigante

Busca un marco que sea del tamaño de una persona de estatura media o alta para que os hagáis “la foto de la foto”. Es decir, los invitados posarán dentro del marco, como si ellos mismos ya formasen parte de una foto incluso antes de que se dispare el flash.

Del mismo modo, también puedes colgar varios marcos juntos, donde quepa medio cuerpo de una persona, para que se puedan hacer fotos en grupo con varios marcos unidos.

Puedes fabricarlos con maderas que no te sirvan, o decorar cartulinas.

Polaroid gigante

Similar a la idea del marco a tamaño de persona, pero esta vez, con una polaroid. Lo puedes hacer con trozos de papel fotográfico o normal, con cartulina, cartón y con otros materiales lisos y de acabado de papel o plástico.

Papel para decorar paredes

Otra opción es montar un mural con papel decorativo. Incluso, con papel de regalo, si cuentas con alguno bonito. Pega algunos distintos encima de otros y destroza un poco por aquí y por allá hasta que te asegures que una parte de todos ellos quede a la vista. Luego, coloca delante un sillón y ya tendrás el photocall perfecto para tus invitados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *