certificado energetico

¿Sabías que no puedes vender ni alquilar una casa sin certificado energético?

Dentro de los muchos papeleos y pormenores que el propietario de una vivienda necesita conocer antes de poner en venta o en alquiler un inmueble, nos encontramos con el certificado energético en Barcelona; así como en otras ciudades. Este informe es de obligatorio cumplimiento y recoger información sobre el consumo energético y las emisiones CO2 que se producen dentro de la vivienda.

Y para aquellos que todavía no saben de qué estamos hablando, seguro que también han visto alguna vez la etiqueta energética, con diferentes colores en escala decreciente de la A a la G, que aparecen en los anuncios de las inmobiliarias. Ahora te explicamos más acerca sobre cómo conseguirlo e interpretarlo.

En qué consiste el certificado energético

El certificado energético, encargado por el propietario y realizado por un técnico, está compuesto por una memora de cálculos y de un estudio de las características del inmueble donde se analiza la energía consumida en condiciones normales de uso y ocupación. Aquí entran aspectos como el rendimiento y la eficiencia de la calefacción, la renovación de aire o la producción de agua caliente sanitaria y la iluminación.

En este extenso informe, el cuál se resume en la etiqueta energética, aparecen las propuestas de mejora y las comprobaciones llevadas a cabo y tiene una vigencia de 10 años, período tras el cuál debe renovarse.

Obligaciones e infracciones

El propietario está obligado a presentar la calificación energética del inmueble en toda comunicación y publicidad de la vivienda en venta y alquiler, y para ello también debe presentar una copia a la agencia inmobiliaria e incluirlo en el anuncio. Una vez vendido o alquilado el inmueble, el nuevo propietario o inquilino también debe recibir una copa del mismo.

En caso de no cumplir con esta normativa, el propietario deberá abonar entre 300 y 6.000 euros en concepto de multa por infracción (no realizar el informe, falsearlo o no publicarlo). Un precio muy superior al del propio certificado.

Este informe se considera determinante para la decisión de compra o alquiler por parte de un tercero y es ahí donde radicar su importancia y su polémica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *